¿Cómo el estrés frente a los alimentos modifica la salud intestinal de tu hijo?

Cómo el Estrés Temprano en la vida afecta a la microbiota intestinal de tu hijo. ¡Lo tienes que saber!

Como el estres afecta en la salud digestiva de tu hijo

El estrés es una parte inevitable de la vida, pero ¿alguna vez te has detenido a pensar en cómo afecta la salud intestinal de tu hijo? El otro día encontré un estudio que me hizo que te escribiera ¡Tenías que saberlo! 

Quiero motivarte a pasar a la acción y que ese estrés que ahora es habitual en tu hijo y en tí cuando toca comer, ¡mejore! Y en este caso, a mi lo que más me preocupa es que el estrés se haga crónico y constante. Piensa que es como sembrar y cuidar la semilla para que crezca ¿eso queremos hacer con el estrés? ¿Qué crezca?

Sé que no, atenta.

Un estudio reciente titulado «Stress gets into the Belly: Early Life Stress and the Gut Microbiome» explora este tema que me fascina, revela las conexiones entre el estrés temprano en la vida y la microbiota intestinal.

Como madre, probablemente te preocupas por la salud de tu hijo en todos los aspectos, incluido su sistema digestivo. En mi experiencia como nutricionista infantil, he observado cómo el estrés puede manifestarse en el intestino de los niños, y este estudio respalda la importancia de abordar este tema desde una edad temprana. Y fijate que ya un supuesto siempre estreñimiento es claro ejemplo de este estrés-

¿tu hijo lucha contra el estreñimiento?

Aquí tienes 3 posibles causas.

 Recuerda que hay mucho más…

El vínculo entre el estrés y la microbiota intestinal

  La microbiota intestinall es un ecosistema complejo de microorganismos que habita en el intestino de tu hijo. Estos microorganismos desempeñan un papel crucial en la digestión, el sistema inmunológico y la salud en general. El estrés temprano en la vida puede alterar este delicado equilibrio, lo que puede tener consecuencias a largo plazo para la salud de tu hijo y la nuestra. 

  El estrés desencadena la liberación de hormonas del estrés, como el cortisol, que pueden afectar la composición y la diversidad de la microbiota intestinal. Vamos que hace que tengamos más o menos variedad y/o cantidad de microorganismos en el intestino. Esto puede predisponer a tu hijo a problemas digestivos, como hinchazón, gases, dolor abdominal, náuseas, estreñimiento, el síndrome del intestino irritable, así como a problemas de salud más graves a lo largo del tiempo.

Consecuencias del Desequilibrio de la Microbiota Intestinal

Cuando la microbiota intestinal está desequilibrada, pueden surgir una serie de problemas de salud. Esto incluye trastornos digestivos como el estreñimiento, la diarrea y la hinchazón, así como problemas inmunológicos y de salud mental. Así es,  piensa que en el intestino producimos una cantidad importantísima de serotonina, hormona de la felicidad. 

Además, un desequilibrio en la microbiota intestinal puede afectar el metabolismo y la capacidad de tu hijo para absorber nutrientes de los alimentos que consume. cuando muchas veces me has dicho – o me lo dicen muchas madres- ¡con lo poco que ha comido!. Es lo que faltaba ¿verdad? que ahora no absorba lo poco que come. 

  Siempre pienso que el intestino es un trozo de campo o de tierra donde queremos plantar unos tomates. Cuidar esa tierra con el riego, quitar matojos que salgan, plantar los tomates en la mejor estación para su crecimiento… es cuidar la tierra para que crezcan bien. Pues lo mismo en nuestro intestino, si le damos los alimentos que necesita, este hará las funciones que tiene, de maravilla. Nos hace estar mejor por dentro y por fuera.

Cómo ayudar a cuidar la Salud Intestinal de tu Hijo

Ahora que comprendes la importancia de la microbiota intestinal en la salud de tu hijo, es fundamental pasar a la acción para cuidar su salud digestiva desde bien pequeños. Aquí hay algunas acciones prácticas que puedes implementar ya mismo en casa:

  1. Promueve un Ambiente Familiar Relajado: El estrés de las madres y padres puede afectar a los niños, así que asegúrate de crear un ambiente tranquilo y positivo en el hogar. Dedica tiempo a actividades relajantes en familia, como leer juntos, hacer manualidades o simplemente hablar sobre sus días. Sin olvidar hacerlos partícipes de las tareas relacionadas con la comida. Comer es mucho más que comida. 
  2. Fomenta una Alimentación nutritiva: La alimentación juega un papel crucial en la salud intestinal. Ofrece a tu hijo alimentos nutritivos, variados, mínimamente procesados, ricos en fibra, frutas, verduras y alimentos fermentados como el yogur y el chucrut (¿sabes lo que es? Cuéntamelo en comentarios) . Estos alimentos pueden promover una microbiota intestinal más saludable y mejorar la digestión.
  3. Fomenta el Juego y el Movimiento: El ejercicio regular y el juego al aire libre son importantes para la salud intestinal de tu hijo. ¡Ir al parque, al monte a correr! El movimiento estimula el sistema digestivo y promueve la regularidad intestinal. Dedica tiempo cada día para que tu hijo se mueva y juegue al aire libre. En este artículo te cuento la relación del movimiento y el hambre en los niños.
  4. Busca Apoyo Profesional si es Necesario: Si estás preocupada por la salud intestinal de tu hijo o necesitas ayuda para mejorar su alimentación no dudes en buscar que un profesional de la salud, como un nutricionista infantil para que te acompañe ¡Yo estoy aqui!. Si quieres podemos hablar de tu caso y vemos cómo te puedo ayudar a solucionarlo, pincha aquí 

Concretando te diría que...

  El estrés en edades tan tempranas puede afectar la microbiota intestinal de tu hijo.  Existe la manera de ayudar a su cuidado y proporcionar un bienestar general: con una alimentación nutritiva, el juego y aprender a  autocuidarse. Así, puedes ayudar a tu hijo a tener un intestino feliz y saludable, que es la base para tener una vida más tranquila, plena y feliz en general.
Recuerda, cada pequeño paso que tomas para crear tu estilo de vida familiar puede tener un impacto duradero en la salud de tu hijo. ¡Vamos, acompañadas es mejor! Esto es mucho más que comida

Recuerda estructurar menús nutritivos con todos los nutrientes que ayudan a sentirnos mejor

Crea tu menú sin romperte la cabeza. Mi hijo no prueba lo que le pongo.

¿Imaginas crear el menu semanal sin romperte la cabeza?

  • Sin necesidad de imaginar aquí lo tienes.
  • Directo para copiar y hacer.
  • Base para siempre tener el menú.
  • Si te enseño a tí y a tu peque.
  • Apartado especial para tu hijo.

Me encantaría saber si tenéis estrés… y si ya hay señales a nivel digestivo. 

TE LEO en comentarios.

Un abrazo apretao y un beso chillao 

A disFRUTAr.

Rebeca  

Deja un comentario

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Rebeca Pastor Nutricionista My Personal
Buenos días con alegría ⭐️ 🍅
¿En qué puedo ayudarte? 👩🏻‍🦱