Semana Santa: disfruta y libera tus tensiones en la mesa

Semana Santa: disfruta en familia sin olvidarte de la alimentación y libera tus tensiones en la mesa

   La Semana Santa es una época llena de tradiciones, sabores y momentos especiales en familia. Pero, entre procesiones, torrijas y monas de Pascua. 

¿Cómo podemos mantener una alimentación saludable para nuestros hijos?

¡No te preocupes! Aquí te dejo algunos consejos para disfrutar de estas fiestas sin tensiones en la mesa. 

Comprendo que tal vez tú, llevas tiempo queriendo mejorar la aceptación de nuevos alimentos en tu hijo. Y claro esto sería como un retroceso ¿verdad? Calma.  

Todo tiene su momento y lugar, si ya estás conmigo sabrás que comer es MUCHO MÁS QUE COMIDA. Y por ello, aprender a SER conscientes de lo que ofrecemos y comemos, así como la frecuencia de eso que ofrecemos y comemos toda la familia es el pilar básico. 

Si estás con dificultades para que tu hijo acepte nuevos alimentos, estos cambios de Semana Santa pueden volverte un poco loca o loco, pero vuelvo a repetir calma. 

Céntrate en que esta Semana Santa, podáis almacenar el máximo de recuerdos increíbles que duren toda la vida. Incluido en la mesa. Yo soy muy fan de hacernos fotos en la mesa, no especialmente a la comida. Seguro que has pensado eso, jajaja bueno si que le hago a la comida pero la base es hacernos una foto en la mesa toda la familia. 

¿Sabes la finalidad? Tener la posibilidad de recordar ese momento, ese mismo momento… donde si estamos rodeados de comida pero esto es MUCHO MÁS QUE COMIDA. Crea recuerdos entorno a la mesa que sean memorables. 

Ahora vamos al lio… que ya se escuchan los tambores de Semana Santa.

1- Pescados para una Semana Santa bien nutrida.

El bacalao, la merluza o el salmón son protagonistas de estas fechas.

Estas fiestas están relacionadas con la religión y muchas familias siguen manteniendo tradiciones sobre la elección de alimentos. Los viernes se deja de comer carne (ahora no tiene sentido eso, ya que por lo que se decidió entonces ahora no lo es) se sustituye por pescado o legumbres. 

Pues a por ello entonces ofrece más pescado en casa. Hacerlo con motivo de fiesta puede incluso despertar la curiosidad de tu hijo. Imaginas… » mi hijo probó las albóndigas de bacalao en Semana Santa», es que ya lo he dicho muchas veces, las costumbres culturales y el entorno condicionan a mucho bueno o regular jijiji.

Estos pescado u otros que vosotros tengáis costumbre serán genial para esta ocasión. Aquí te dejo esta guía práctica para comprar y disfrutar con seguridad el pescado.

Ofrécelos a tus hijos en recetas atractivas y divertidas para él Y si las cocina mejor que mejor: Bolita de pescado rebozado, brochetas al horno o albóndigas con salsa de tomate casera. ¡Acompáñalas de verduras salteadas o una ensalada colorida!

Aquí te dejo una receta para que puedan cocinar ellos con todos los sentidos. Tienes el video aquí debajo. 

2- Verduras y Frutas a diario

 Recuerda a las frutas y verduras, esenciales para una buena salud. Puedes incluirlas en ensaladas frescas, cremas de verduras o brochetas de frutas para un postre lleno de color.

Evita pensar que al ser fiesta comemos otra cosa. 

3- Torrijas tradición

Las torrijas son un postre irresistible y típico de estas fechas. Pan empapado en leche, bañado en huevo y frito en aceite, luego cubierto de azúcar y canela.

Podemos prepararlas de forma más saludable. Claro, pero al clave no está en sustitur la receta, la clave es saborear la receta. Y la frecuencia de la receta y lo que significa la receta….ser consciente. 

¿Los niños? También. 

Ideal cuece la leche entera en canela en rama y corteza de limón hasta que esté saborizada. Espera que se atempere y empapa las rodajas de pan gruesas en esa leche. Luego en plato con huevo bien batido bañalas y a la sartén con aceite de oliva virgen extra o al horno. Cuando estén listas empana con la mezcla de azúcar y canela.

Ahora antes de comer planteate ¿Cómo os han sentado las torrijas al comerlas con los ojos, con las manos con los oídos, con la nariz?

Cocinar es mucho más que el resultado final.

Si quieres cocinarlas aquí te dejo una receta de torrijas en directo con mi amiga Noelia Bernal de @educaresdivertido ¡Tus hijos las devorarán!

4- Bebidas

Siempre, siempre que haya en la mesa  agua. Esta es la bebida. Entiendo que muchas veces cuando se sale fuera se «les pida a los niños» un refresco «como es fiesta».

Realmente esto no es necesario ni recomendado, si tú lo estableces como límites saludables estupendo, pero si este no está dentro de los tuyos no lo hagas. Cada familia toma su decisión.  Con esto quiero que entendamos que parece que beber agua «es aburrido» jijij esto es que me lo dicen mucho. ¿Has pensado que puede ser aburrido porque hay mil opciones para elegir? ¿Has pensado si realmente te o le apetece tomarlo ahora o es condición por ver a otros? 

5- Caramelos y atragantamiento

  Aquí en Murcia hay tradición de que los nazarenos repartan caramelos a los niños en las procesiones. ¡En algunas!

Es importante tener cuidado con los caramelos que les entregan a los niños. El caramelo es redondo y muy duro, incluso pegajosos,  por lo tanto tiene riesgo de atragantamiento.

Por ello, voto porque no los den si alguién me puede leer desde aquí. Lo mismo pienso de la cabalgata de reyes. (Sé que está chulo decir ¡Baltasar, aquíiiiiiii! eso hago yo pero… para los más chicos, precaución)

Siempre recomiendo que durante las procesiones que no coman. Los menores de 5 años son los que más riesgo tienen de atragangamiento.

Os animo a tener una bolsa de tela preparada para recogerlos todos. Sus nervios por conseguir caramelos… si lo mezclamos con los saltos y la emoción, más caramelo en boca. ¡Mejor que sean para después!

Supervisa siempre el consumo de caramelos, que esté el peque tranquilo y sin correr.

6- Potaje de Vigilia

Adoro un buen potaje de vigilia, traducido un potaje de acelgas con albóndigas de bacalao o atún. 

Tengo que decirte que en mi pueblo el Guiso de trigo con hinojo es de lo más para Semana Santa. Mi abuela, que para mi era abueli, lo preparaba en una olla enorme y sabía a gloria bendita con confeti. Y si que lo he preparado en varias ocasiones en mi casa. Trigo, alcachofas, garbanzos, hinojo,…etc pero ahora tengo la suerte de tener a un vecino que lo prepara con mucho cariño para toda su familia. La suerte es que como sabe que me encanta todos los años nos invita a degustar su plato de guiso de trigo con albóndigas de bacalao.  A él también lo enseñó su madre, y ¡vaya maravilla! 

El plato de trigo de Salva, me ayuda a recordar ese plato de mi abuela que sabía a gloria bendita con confeti. Y que se acuerde de mí cada año es de valorar. Gracias Salva por dejarme compartir esa ilusión contigo mientras comemos «El guiso de trigo de Semana Santa». 

7- Disfruta de las comidas en familia

  La Semana Santa es un buen momento para disfrutar de comidas en familia, sin tensiones. Aprovecha para sentarte a la mesa con tus hijos, compartir platos saludables y conversar sobre las tradiciones de estas fechas. ¡Crea recuerdos inolvidables mientras fomentas una alimentación sana y equilibrada!

CONSEJOS EXTRA

  • Involucra a tus hijos en la cocina: Permite que tus hijos te ayuden a preparar las comidas típicas de tu casa. ¡Se sentirán más animados a probar nuevos alimentos!
  • Ofrece variedad: No te obsesiones si tus hijos no comen todo lo que les pones en el plato. No pasa nada, libera la tensión en la mesa. Sigue ofreciéndoles una variedad de alimentos saludables y ten paciencia.
  • Predica con el ejemplo: Los niños aprenden imitando a los adultos. Si quieres que tus hijos coman  y disfruten de las recetas de Semana Santa  asegúrate de darles un buen ejemplo. Come con ellos y disfruta.
  • Crea un ambiente agradable a la hora de comer: Estos días y el resto  (jijijij) evita las distracciones como la televisión o los móviles. Establecer conversaciones entre todos, incluye a los niños y potencia la conexión entre vosotros más que la de la comida únicamente.
  • Sé paciente: Los cambios en la alimentación no se producen de la noche a la mañana. Y en Semana Santa donde todo el entorno cambia. Sé paciente, contigo y con ellos. Se constante con tus hijos. en los límites saludables que marques siempre. Sé firme pero amorosa en esos límites, y fundamental respétalos siempre. Educar es esto, educar con amor es esto. 

¿Cansada de no saber que preparar para comer o cenar en casa?

Crea tu menú sin romperte la cabeza. Mi hijo no prueba lo que le pongo.

¿Imaginas crear el menu semanal sin romperte la cabeza?

  • Sin necesidad de imaginar aquí lo tienes.
  • Directo para copiar y hacer.
  • Base para siempre tener el menú.
  • Si te enseño a tí y a tu peque.
  • Apartado especial para tu hijo.

Me encantará saber tus tradiciones de Semana Santa entorno a la mesa.

CUÉNTAME en comentarios.

Un abrazo apretao y un beso chillao 

Rebeca  

Deja un comentario

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Rebeca Pastor Nutricionista My Personal
Buenos días con alegría ⭐️ 🍅
¿En qué puedo ayudarte? 👩🏻‍🦱